Asesinos seriales vs matemáticas

roos01Muchas veces cuando nos encontramos analizando el comportamiento de un delincuente o asesino que se encuentra en la ciudad, buscando su siguiente victima, nos hacemos las siguientes preguntas, ¿cual será su siguiente victima?, ¿donde será el siguiente delito?. Lo anterior se puede contestar con una técnica que se llama análisis de perfil geográfico.

El perfil geográfico es una técnica de análisis complementaria o paralela al perfil psicológico que últimamente se está desarrollando enormemente con la ayuda de sistemas de información geográfica (SIG) que, como veremos más adelante, están dotando a los investigadores policiales y criminólogos de una herramienta eficaz con la que trabajar en determinadas investigaciones, además de servir de soporte y base de información para desarrollar nuevas teorías y políticas criminales.

Básicamente, podemos definir el perfil geográfico como una técnica de análisis de la actividad espacial o geográfica de los delincuentes aplicada a la investigación criminal.  Como complemento al perfil psicológico, no se ocupa de cómo es el criminal, sino que pretende dar respuesta a  dónde actúa el criminal, conocer cómo se desplaza, cuáles son sus movimientos y zonas de acción.

El objetivo final para la investigación sería poder aportar la localización geográfica de la residencia del criminal, además de ofrecer hipótesis sobre futuras zonas de acción.

Generalmente esta técnica, tiene otras aplicaciones, suele usarse en las investigaciones de delitos seriales en los que la policía no cuenta con pistas ni indicios forenses que puedan guiar la investigación. En estos casos, el disponer de un perfil geográfico puede reducir el número de sospechosos a una zona concreta, generando un número de ellos más fácil de manejar por los agentes, además de centrar los recursos policiales en aquellas zonas en las que es más probable que el delincuente actúe o resida.  Al igual que el perfil psicológico, el geográfico cuenta con limitaciones y habla siempre de probabilidades, no resuelve los casos por sí solo, pero es un modelo matemático que puede ayudar a la policía.

En este sentido, el perfil geográfico no se desarrolla aparte de la investigación, sino que se basa en un estudio exhaustivo de todo lo que se sabe del caso a través de las víctimas, pruebas forenses y escenas del crimen, dando especial atención a factores geográficos como el tipo de lugar del crimen, características de la zona, rutas de acceso y salida, etc.

Por otra parte se tiene una clasificación de estos perfiles según  Rossmo un criminólogo canadiense, el cual establece una categoría delictiva en función de tipo de víctimas que se elige en relación con sus movimientos geográficos:

  • Cazador: busca a sus víctimas en los alrededores de donde vive.
  • Cazador furtivo: actúa en un área específica que es distinta a donde vive.
  • Pescador: actúa en su zona de actividad rutinaria, donde trabaja, donde se divierte…buscando la víctima y situación oportuna.
  • Trampero: usa artimañas y situaciones para llevar a la victima a su punto de anclaje, y es allí donde comete el delito.

A la hora de realizar el perfil geográfico, Rossmo hace un estudio exhaustivo de las posibles rutas que ha seguido el delincuente para cometer losroos02 delito, tratando de sacar conclusiones respecto a las peculiaridades de movilidad de ese sujeto, si usa distancias cortas o largas, si viaja por carreteras nacionales o solo se mueve por la ciudad, etc. Las características de movilidad se van desarrollando y a veces pueden cambiar siguiendo el orden cronológico de los delitos, de tal forma que al ganar confianza con la experiencia delictiva, el criminal va a expandir su radio de acción, pudiendo modificar también su modus operandi y haciendo que si en sus primeros delitos iba caminando, posteriormente adquiera confianza y se arriesgue a desplazarse más lejos en coche.

En relación con esto, un criminal puede empezar siendo de una categoría y posteriormente pasarse a otra. Es importante tener en cuenta estos posibles cambios haciendo un análisis cronológico de sus delitos y detectando cambio en pautas.

Rossmo plantea una serie de preguntas a las que hay que responder a la hora de hacer un perfil geográfico:

  1. Porqué elige esa víctima en ese lugar determinado.
  2. Porqué elige esa zona.
  3. Cómo ha llegado hasta allí.
  4. La ruta seguida que características tiene: es fácil, conocida, peculiar…
  5. Qué le ha podido atraer de ese lugar, qué relación puede tener con él.
  6. En caso de crímenes seriales, cuáles serían los patrones geográficos.
  7. Cómo se sale de ese lugar y que características tiene esa vía de escape.
  8. Es un lugar apropiado para ese tipo de conductas.
  9. Hay indicios de que la víctima ha sido llevada a allí desde otro lugar o fue abordada allí mismo.
  10. Qué tipo de transporte puede haber usado.

Teniendo en cuenta lo anterior imaginemos  un mapa con una cuadrícula la cual marca pequeñas plazas nombradas sectores. Si este mapa es una imagen digital , estos sectores son píxeles. Un sector S_{i,j} es el cuadrado de la fila i y la columna j, situado en las coordenadas (x_{i},y_{j}) La función de  probabilidad P_{i,j} nos calcula la posibilidad de que el criminal este dentro de un sector específico (x_{i},y_{j})

P_{i,j}=k\displaystyle\sum_{n=1}^{T}\left[\frac{\phi_{ij}}{(|x_{n}-x_{i}|+|y_{n}-y_{i}|)^{f}}+\frac{(1-\phi_{ij})B^{g-f}}{(2B-|x_{n}-x_{i}|-|y_{n}-y_{i}|)^{g}}\right]

donde

\phi_{ij}=\left\{\begin{array}{cc}1& si\quad(|x_{n}-x_{i}|+|y_{n}-y_{i}|)>B\\ 0& \texttt{en otro caso}\end{array}\right.

Aquí, la suma se extiende a los crímenes del pasado ubicados en las coordenadas (x_{n},y_{n}).  \phi_{ij} permite a P_{i,j} cambiar entre los dos términos. Si un delito se produce dentro de la zona de radio B (escondite del criminal), \phi_{ij}=0  y, por tanto, el primer término no contribuye al resultado global.

La idea principal de la fórmula es que la probabilidad de delitos aumenta por primera vez como uno se mueve a través de la zona de residencia del delincuente a la zona caliente, pero disminuye después.

Fuentes:

Rossmo, D. K. (1995): Geographic Profiling: Target patterns of serial murderes. Simon Fraser University: Vancouver

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s